Internetpräsenz weltwärts

Nuestros objetivos

Weltwärts es un servicio de aprendizaje para el desarrollo

El programa weltwärts es un servicio de voluntariado para el desarrollo dirigido a todos los jóvenes que estén interesados. Sus prioridades son, además del aporte concreto dentro de un proyecto de desarrollo, el aprendizaje mutuo y el intercambio cultural.

Voluntarios y voluntarias colaboran con proyectos

Durante su actividad en el extranjero, los voluntarios y las voluntarias colaboran con un proyecto concreto. Están integrados a una organización asociada local y colaboran con el trabajo que esta realiza. Se hacen cargo de tareas adicionales que la organización no podría hacer sin apoyo voluntario. Los voluntarios y las voluntarias pueden, por ejemplo, garantizar una tutela más intensiva en el trabajo con niños. En escuelas pueden complementar las clases con cursos de conversación. Aportan nuevas perspectivas al proyecto. Esto puede ser especialmente útil, por ejemplo, en proyectos turísticos o en la comercialización de productos. Son multiplicadores en el trabajo con jóvenes y pueden despertar especialmente el interés de estos por ciertos temas debido a su edad y puntos de vista similares. Con frecuencia desarrollan también ideas nuevas e implementan actividades propias.

Se fomenta el intercambio intercultural

Los y las jóvenes conocen la cultura del país anfitrión e intercambian impresiones sobre condiciones de vida, opiniones y costumbres, concepciones y perspectivas con las personas en su entorno. Simultáneamente posibilitan a otros formarse una idea de su cultura. El intercambio intercultural genera respeto y tolerancia a la vez que contribuye al entendimiento entre los pueblos. Además, los voluntarios y las voluntarias aprenden a entender mejor las dependencias e interacciones globales. Reflexionan sobre su propia cultura y sobre sus ideas y formas de comportamiento personales.

Lo vivido suele tener un efecto duradero y encauza el futuro. Después de su regreso, muchos voluntarios y voluntarias siguen colaborando con el proyecto en el que trabajaron o con el trabajo de su organización de envío. Planifican actividades con otros que han regresado y se comprometen por un mundo más justo.

Fomentar una nueva generación

Weltwärts incentiva a jóvenes en campos profesionales relacionados con políticas de desarrollo. Durante su actividad en el extranjero los voluntarios y las voluntarias se forman una idea de lo que es la cooperación para el desarrollo. Adquieren conocimientos lingüísticos, competencias en comunicación intercultural y competencias sociales, atributos que se tornan cada vez más importantes en un mundo globalizado. El servicio ayuda a numerosos jóvenes a orientarse a una profesión; muchos se deciden, por ejemplo, a cursar estudios universitarios en un área relacionada con el desarrollo y hacen, así, de la cooperación para el desarrollo su profesión.